Motores de corriente alterna y contínua

Motor de corriente alterna

  • Motores síncronos: Son motores donde la corriente del bobinado inductor (corriente de excitación) que necesitan es suministrada por una máquina independiente en forma de corriente continua, y la velocidad de giro del rotor coincide con la velocidad de giro del campo magnético giratorio
  • Motores de inducción: Se denominan máquinas asíncronas o de inducción aquellas no necesitan corriente de excitación en el rotor para ponerse en funcionamiento. Como toda máquina eléctrica, los motores asíncronos o de inducción constan de dos partes fundamentales y distintas:

Estator: Es la parte fija del motor y contiene tantos circuitos como fases de la red de alimentación.

Rotor: Es la parte móvil del motor, está situado en el interior del estator y consiste en un apilamiento de chapas de acero que forman un cilindro solidario con el árbol del motor.

Motor de corriente contínua

  • Motores serie: El inducido está conectado en serie con las bobinas del inductor y por tanto la corriente obtenida en el inducido pasa por las espiras del inductor, produciéndose la excitación de la máquina rotativa.
    Dado que la intensidad que circula por el inductor es elevada (es la suma de las intensidades que circulan por cada bobina del inducido) el devanado en serie ha de estar formado por pocas espiras de hilo grueso.
  • Motores en derivación (shunt): El devanado inductor se conecta en paralelo con el devanado del inducido. La intensidad que circula por los inductores en este caso es pequeña, por lo que el devanado inductor ha de estar formado por muchas espiras de hilo fino.
    Su principal ventaja es que un cortocircuito accidental en el circuito exterior hace que toda la intensidad de corriente pase por dicho circuito y no por el de excitación, al estar montados en paralelo. Así, la máquina se desexcita automáticamente con lo que la intensidad no adquiere un valor peligroso para el devanado.

Para elegir el tipo de motor de corriente continua más idóneo para cada aplicación hay que tener en cuenta la velocidad que se requiere, el valor del par de arranque y el valor máximo de la corriente en la conexión del motor a la red (corriente de punta de arranque).

En un motor en derivación la velocidad se mantiene constante independientemente de la carga, por lo que se emplea en los casos en que se necesite velocidad constante y no es necesario arrancar el motor con plena carga. Es el caso de las máquinas herramientas (tornos, taladros, fresas,…) y de las máquinas de elevación en que la carga puede ser suprimida bruscamente.

El motor en serie es el que da mayor incremento de par motor para un determinado incremento de corriente y además la potencia electromagnética es prácticamente constante, por lo que son los más indicados para tracción eléctrica. Se emplean en casos de arranque con carga como locomotoras, grúas, bombas, etc. donde hace falta un gran par de arranque.

El inconveniente que tiene de embalarse se reduce por la vigilancia constante del operario que controla el sistema de tracción. No podrán utilizarse cuando se necesite una velocidad constante ni cuando pueda existir peligro de embalamiento.

  • Motores universales: Son aquellos que son capaces de trabajar alimentados tanto con corriente continua como con corriente monofásica. Se trata de un motor de c.c. con excitación en serie al que se le han realizado algunas modificaciones. La característica par-velocidad del motor universal es igual que la del motor de c.c. en serie, por lo que no es adecuado para operar a velocidad constante, pero son máquinas de pequeñas dimensiones y ofrecen un par motor más alto que cualquier otro motor monofásico. Este tipo de motores se encuentran en los electrodomésticos como la aspiradora, la batidora, el taladro, etc.